Tutorial: Peanas de corcho

Seguramente muchos de vosotros os habéis encontrado con el dilema de las peanas, ¿qué pongo? ¿Arena? ¿Hierba? ¿ Un poco de cada? Bien, hay un método que acepta esos materiales pero que además da a la peana mucha vida sin necesidad de meter escombros y pasarse horas con los detalles.

Los únicos materiales que necesitaremos serán:

– Plancha de corcho, aprox. 3mm de grueso. Puede ser más, pero este grueso de da la posibilidad de poder añadir pisos y hacerla tan alta como quieras.
– Cola blanca
– Arena
– Cutter

Primero, lo que tenemos que hacer es tener controladas todas las piezas. Luego cortamos dos trozos de corcho de manera irregular, con los dedos.

Hay dos tipos de piernas, las que llevan la barra debajo y las que no la llevan. En caso de que la lleven, nosotros optamos por cortarla y dejar solo debajo de los pies, como podéis ver en la imagen de arriba. Estos trozos irán dentro del corcho, para ayudar a que la mini se sujete a la perfección.

Cuando tenemos esto, ponemos dos gotas de pintura (cualquiera) en la parte inferior del pie, en la pieza que ha quedado.

Una vez tenemos hecho esto, marcamos una de las piezas del corcho que será donde vayan los agujeros.

Montamos las dos piezas de corcho sobre la peana de plástico. Debajo la que no está marcada, arriba la marcada. La que está en contacto con el plástico, os recomiendo que la peguéis con superglue, entre el corcho mejor cola blanca.

Con la peana ya montada, hacemos los agujeros donde tenemos las marcas. Con el cutter es súper sencillo, ya lo veréis. Una vez hecho, encajamos la miniatura. Mejor que pongáis superglue en la planta de los pies y en el agujero, así nos aseguramos que no se saldrá aunque se nos caiga.

Embadurnamos la peana con cola blanca para luego meterle la arena y que unifique todo el conjunto. Poned la cola blanca de manera aleatoria y en las juntas entre la plancha de arriba y la de abajo.

 

La sumergimos en arena y ya tenemos la peana lista para dar guerra.

 

Si queréis ver cómo queda una vez pintada, en la galería de templarios por ejemplo tenéis unas cuantas.

¡Esperamos que os haya gustado!