Mesa de trabajo. Parte 1

LUGAR DE TRABAJO

Lo más importante, sin duda, es tener la posibilidad de un lugar fijo de trabajo, donde dispongamos de todo lo necesario y no perdamos tiempo en montarlo cada vez que queramos pintar. Una mesa, un mueble con cajones y estanterías. Está claro que cada uno se tiene que apañar con lo que tenga, pero dentro de nuestras limitaciones de espacio, es casi imprescindible una mesa con todo preparado para poder pintar siempre que encontremos un rato. De lo contrario, el tener que sacar las cosas y preparar todo, se nos hará muy pesado y terminaremos por, muchas veces, ni hacerlo, perdiendo así mucho tiempo de pintura.

Una silla cómoda, una buena iluminación y un poco de música harán de nuestras horas de pintura un viaje inolvidable.

Ahora pasaremos a ver las cosas más básicas que tendremos que tener en nuestra mesa de trabajo.


PLANCHA DE CORTE

Las planchas de corte están hechas de un material “auto regenerable”, el cual permite cortar sin que se dañe. Como digo, casi un imprescindible, ya que tendremos que cortar y preparar miniaturas constantemente. Además, nos sirve como protector de la mesa, tanto a la hora de cortar como a la hora de pintar, ya que si se nos cae algo de pintura encima de nuestra plancha de corte no pasa nada, siempre podemos pasar un trapo con alcohol y quedará como nueva.

Con ella no maltrataremos nuestra mesa

 

FLEXOS Y BOMBILLAS

Lo ideal es pintar con dos flexos, uno a cada lado de la mesa para evitar sombras. En Ikea venden unos flexos bastante económicos a 8€ cada uno. Podéis encontrarlos en Lámparas de trabajo. Totalmente recomendables

En cuanto a las bombillas, de luz natural o fría, de bajo consumo, 6400k. Son caras pero las mejores, no cansan la vista y no distorsionan los colores. Cada bombilla cuesta entre 9 y 12€, en Ikea podéis encontrarlas, si no en cualquier tienda de barrio podéis preguntar, en Leroy Merlin tienen una amplia gama de bombillas.

Flexo sueco

BOTES

Necesitaremos un bote para guardar nuestros pinceles y unos cuantos botes vacíos para el agua y demás menesteres. Para esta tarea siempre podéis reutilizar botes. Personalmente uso botes de cristal típicos de las conservas o de la mermelada.

Es importante tener dos botes para lavar nuestros pinceles cuando estamos pintando, uno para los colores normales y otro para los colores metálicos. Cuando usamos colores metálicos y limpiamos el pincel su pigmento se separa y da la sensación de purpurina flotando. Si usamos el mismo bote para limpiar ambos corremos el riesgo de llevarnos alguna virutilla metálica a nuestra paleta y consigo, fastidiar cualquier mezcla o parte no metálica de la miniatura que vayamos a pintar.

Diferentes botes de cristal reutilizables

CUCHILLAS

Es importantísimo tener un buen juego de cuchillas o un cutter. Los utilizaremos para retirar rebabas de las miniaturas, cortar partes sobrantes, etc.

Recomendamos no escatimar en este tipo de materiales, luego vienen los sustos y problemas. Sí, nos referimos al típico juego de cuchillas del chino, que por 3€ vienen un montón de diferentes mangos y cuchillas de distintos tipos y formas. Por unos pocos euros más podréis comprar una buena cuchilla de modelismo o un cutter en condiciones, de los cuales podréis encontrar recambios muy fácilmente. Otra diferencia a tener en cuenta con respecto a las de baja calidad es el tipo de material encargado de sujetar la cuchilla; las del chino normalmente es de plástico y en las buenas de acero inoxidable.

Cabeza de acero, cuchilla buena

Y hasta aquí la primera de las dos partes sobre el material de nuestra mesa de trabajo.

¡Hasta la semana que viene!