Diluyente aerógrafo

Tras recibir muchas preguntas en referencia a la forma que usamos para disolver las pinturas en el aerógrafo, hoy os traemos un pequeño tutorial para resolver todas vuestras dudas.

Antes de continuar hemos de decir que no hemos sido nosotros los inventores de esta fórmula que funciona tan bien. Por ello queremos agradecer enormemente desde aquí al gran Javier González “Arsies”, el cual la compartió en su blog. Si todavía hay algún despistado que no conoce a este gran maestro, echad un ojo a su sitio web, desde luego no os arrepentiréis.

Para realizar este disolvente necesitaremos:
– Un bote vacío. 
– Agua destilada. 


15254418

– Cristasol.

limpiacristales-cristasol-botella-1-lt

– Limpiador de aerógrafo (Vallejo).

VALL-71199

Las proporciones son ¾ partes de agua destilada, 1/8 de Cristasol y 1/8 de limpiador de aerógrafo Vallejo.

El agua del grifo contiene, entre otros elementos, cal, la cual podría acumularse en el aerógrafo y dificultar su funcionamiento. Obviamente esto no ocurre así como así, pero ya que nos hemos gastado un buen dinero en una herramienta de tanta precisión, mejor cuidarlo.

Para aquellos a los que el aerógrafo se les atasca más de lo que debería tenemos que deciros que esta diluyente no es mágico. Que se atasque o no el aerógrafo está relacionado con más factores, como la disolución, la presión del compresor, etc. Lo que si os podemos decir desde aquí es que hemos probado este disolvente con todo tipo de marcas de pinturas (Citadel, Vallejo, Andrea, ScaleColor, P3…) y con todas funciona perfectamente, incluso mezclando cualquiera de estas marcas entre sí, la pintura no se corta y fluye perfectamente.

Esperemos os sea de utilidad. Si lo probáis y os gusta dejadnos un comentario con vuestras impresiones, y si tenéis cualquier duda o pregunta, no dudéis en escribirnos.