Entrevista: Alejandro Prieto

Arnau: Venga, vamos allá. ¿Cuándo empezaste? 

Alejandro: Cuando tenía como 13 o 14 años mi primo me enseñó un juego de muñequitos los cuales había que montar y pintar. La verdad es que no tarde mucho en comprarme mi caja de marines (previo ahorro de 3 meses de paga). También compré unos botecillos de pinturas, Superglue, una lima… Pero esto no duro mucho, creo que no llegue a tener ni media escuadra terminada cuando colgué los pinceles y pase a otras frikeces. Hace dos navidades un amigo me estuvo picando para que le quitara el polvo a esos marines y terminará aquel ejército que nunca fue. Rescate mis Ángeles Sangrientos de un altillo, saque punta a los pinceles y me hice con varios botes de pintura. Al poco conocí a un señor a través de un foro de W40k, a quien pedí consejo. Este me aclaró que los pinceles tenían otras funciones a parte de la de plumero. Y hasta hoy.

Arnau: ¿A quien consideras tus influencias, pintores profesionales con una buena trayectoria?

Alejandro: Un señor llamado Arnau me enseñó todo lo necesario para empezar a pintar decentemente, y lo sigue haciendo. Otros pintores españoles que me gustan mucho son, sin duda, Jesús Martín, Javier González (Arsies), Manuel del Toro (Zwo), internacionales Bohun y Karol Rudyk, pero es muy difícil decidirse por uno. Sin olvidar gente como Banshee y Palomares.

Arnau: ¿Cuál consideras tu mejor obra?

Alejandro: Pues esperemos que la próxima que termine 😛

Arnau: ¿A qué te dedicas ahora mismo? ¿En qué gastas tu tiempo?

Alejandro: Pues actualmente soy secretario, señor de la limpieza, relaciones públicas, redactor, fotógrafo… Y en los ratos libres, pintor.

Arnau: Eres el cerebro de la operación, ¿qué haríamos sin tus relaciones publicas?

Alejandro: Seguramente pintar mas.

Arnau: O probablemente, menos. Bueno, ¿cómo empieza este 2014 y como piensas que acabará pinturilmente hablando?

Coteaz

El señor Coteaz, gran miniatura, mejor inquisidor.

Alejandro: Pues tras 10 días de gripe que me ha dejado frito, empezamos este 2014 con un montón de proyectos y encargos, muchos concursos y viajes a lo largo del año. Esperemos acabarlo con algún metal en nuestras estanterías, incluso apostaría por algún demonio 🙂
Sé que será un gran año, hemos empezado una colaboración con una nueva empresa española de miniaturas y estoy convencido de que daremos mucho mucho que hablar.

Arnau: Sé que no tenemos demasiado tiempo para pintar nuestros proyectos personales pero este año hemos de hacerlo, ¿qué proyectos tienes en mente?

Alex: Pufff… Tengo un ejército de marines entre manos. Ahora estoy terminando de pintar el Enano de H&V, una mini que mola mucho y se pinta sola la verdad. Y este mes tengo que terminar una miniatura que llevaré a mi socio en Barcelona a principios de marzo. También tenemos que preparar varias miniaturas para el concurso de Leganés, será nuestro primer concurso grande al que iremos juntos y tenemos que darlo todo. Noches sin dormir en 3, 2, 1…

Arnau: ¡¡Qué no hombre!! Jajajaja. ¿Qué es lo mejor de tu trabajo?

Alex: La libertad.

Arnau: ¿Y lo peor y más difícil? 

Alex: Lo más difícil es organizarse de tal manera que dé tiempo a todo sin morir en el intento. Creo que esto lo estamos solucionando bastante bien con unos cuantos cambios “administrativos” que hemos llevado a cabo gracias a nuestro asesor personal.
Lo peor es no poder pintar todo lo que uno quiere. Como comentaba antes hay MUCHÍSIMAS cosas que hacer que nada tienen que ver con la pintura, y totalmente necesarias. El estrés también es bastante puto.

Centuriones Ultramarines

Nos parecían feos, pero les pillamos el gustillo.

Arnau: (Risas) Sí, yo creo que este trabajo fatiga mucho mentalmente es el precio que hay que pagar por hacer lo que nos gusta.

Alex: Por los dos es sabido que no es un camino de rosas, pero con trabajo duro todo llega, y creo que tenemos lo que nos merecemos, por lo que no podemos estar más contentos.

Arnau: 100% de acuerdo. ¿Qué te hizo dar el paso a la profesionalidad del hobby?

Alex: Tras un transición en mi vida tuve que tomar decisiones y la de hacer de una afición mi profesión no fue precisamente una decisión fácil. Yo llevaba pintando muy poco tiempo, me queda mucho por aprender pero creo que cumplimos nuestra misión a la perfección.

Lo bueno, poder dedicarte a lo que realmente te gusta no tiene precio. Lo malo, hay momentos en que prenderías fuego a los pinceles.

Arnau: Amén. Vamos con lo rápido.

Gandalf en Moria.

Gandalf en Moria.

¿Un color?
– Amarillo.

¿Una escala?
– Bufff. La escala es un dilema, más ahora que estoy pintando todas las escalas me siento cómodo pintando 32, porque hemos pintado muchas, pero el nivel de detalle que te da un 54 o 75 no te lo puede dar un 32, incluso el pintado que has de usar no se asemeja en nada. Me quedo con 54, 75 solo he pintado uno y da mucho respeto.

¿Una miniatura favorita?
– El marine de Andrea Miniatures. De 32mm me quedo en general con la marca española Infinity, demasiada calidad para miniaturas de juego.

¿Histórico o fantasía?
– Fantasía, concretamente Sci-fi.

Para pintar, ¿música o silencio?
– Últimamente estoy pintando con tapones jaja, pero cualquiera relajante a la par que estimulante.

Y para terminar, ¿alguna manía reseñable, pautas o forma de trabajar?
– Siempre que termino un proyecto gordo limpio la zona de trabajo y lo organizo hasta la perfección. Esto dura menos de media hora, en cuanto me pongo con el siguiente.

Bien hecho, debería hacerlo yo también.
– Parece una chorrada pero la calma mental es importante, aunque dure media hora jaja.

_____________________________

Y aquí termina la entrevista al cerebro de la operación. Pronto esperamos publicar más entrevistas a personajes del mundo pinturil que seguro que os gustarán.

¡Muchas gracias por leernos!